Los de Adryesport Team se quedaban en la segunda prueba especial por culpa de un alternador que no cargaba la batería. Esta pieza, que era nueva, volvió a borrar la sonrisa del piloto tinerfeño, que no termina de encontrar su suerte en el Rallye Villa de Adeje.

Adrián García e Israel Pereira se desplazaban al Rallye Villa de Adeje, primera cita del campeonato tinerfeño y segunda del nacional y autonómico de rallyes, con la intención de protagonizar un buen arranque de temporada. Después de un excelente trabajo previo, el alternador de su Mitsubishi Lancer Evo IX decía adiós desde los primeros compases, lo que les llevó al abandono mediada la segunda prueba especial.

“Cuando íbamos camino del primer tramo nos dimos cuenta de que algo no andaba bien”, destacó el piloto de Automóviles Andrés, Pérez y Cairós, Rallyes de Canarias, Restaurante Amigos del Norte, Castrol, VigCan Seguridad, Transportes OCampo, Comercial Abona, DelCar, Bar Central Tejina-La Laguna, Rimetal y 4 Car Refinish desde el lugar de su abandono. “La batería iba perdiendo su carga y en los primeros kilómetros del primer tramo”, que era el de Arico, “ya nos quedábamos sin información en el display”, además de la lógica pérdida de rendimiento en un Lancer Evo IX que, precisamente, estaba estrenando el alternador que les ha llevado a este prematuro abandono.

“Abandonar de esta manera es una auténtica faena”, lamentaba el de Adryesport Team. “Después del trabajo e inversión realizado durante la pretemporada se nos queda una cara que no podemos ni describir”, y es que repetir la mala fortuna de 2015 en este mismo escenario no era lo esperado en el seno del equipo capitaneado por Adrián García. “Nos hemos quedado sin ver en qué lugares podíamos movernos”, además de demostrar su nivel ante las nuevas promesas del nacional de rallyes e, incluso, sin unos kilómetros que hubiesen venido muy bien junto a su nuevo compañero de viaje, el copiloto grancanario Israel Pereira.

Pero desde el momento en el que confirmaba su abandono el piloto de Adryesport Team demostraba no haber perdido las ganas ni la ilusión. “El año pasado empezamos con la misma mala fortuna y acabamos la temporada rindiendo a buen nivel”, recordaba el piloto del Lancer Evo IX. “Por ello ya pensamos en nuestra próxima cita”, un Rallye Norte que se disputará en el mes de mayo.